telam Novedades

ADUANEROS RECHAZAN LA REDUCCION DE HORAS EXTRAORDINARIAS Y ADVIERTEN DEBILITAMIENTO DE TAREAS DE CONTROL


Buenos Aires, 12 de junio (Télam).-
El Sindicato Unico del Personal Aduanero (SUPARA) que conduce Carlos Sueiro rechazó hoy la Disposición 140-E/17 de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que dispuso “una drástica y brutal disminución de la cantidad de horas extraordinarias asignadas a los trabajadores” del sector, y advirtió que ello impacta en “sus ingresos” y debilita en especial “las tareas de control”.
Un comunicado de la conducción nacional del sindicato rechazó esa medida oficial -adoptada en plena negociación paritaria anual- y explicó que impacta de manera directa en “los ingresos de los trabajadores aduaneros” y provoca, entre otras cuestiones, “un significativo debilitamiento de las tareas de control”.
“La decisión de la AFIP en relación con el personal de la Dirección General de Aduanas (DGA) actúa en contraposición a los ejes de la política que el gobierno nacional procura impulsar en su lucha contra el narcotráfico y cualquier otra actividad ilícita relacionada con el comercio exterior”, puntualizó el gremio.
Sueiro aseguró que “la determinación del organismo recaudador promueve un notorio debilitamiento y flaqueza de los controles”, por lo que eximió a los trabajadores de “cualquier responsabilidad”, y afirmó que quienes conducen son “los artífices de las verdaderas políticas de contralor de la aduana nacional”.
El SUPARA alertó hoy respecto de “las consecuencias de esas medidas” y resaltó “la rapidez en aplicar ajustes” en contraposición a “la dilación para resolver la pauta salarial”.
“El sindicato no admitirá que los trabajadores realicen tareas fuera del horario de labor si no son retribuidas adecuadamente”, concluyó el comunicado de prensa de la conducción nacional.
En ocasión de celebrar hace pocos días un nuevo aniversario del Trabajador Aduanero, Sueiro había expresado su “preocupación” ante la indefinición de la paritaria salarial y reafirmado que el personal merece “respeto y consideración a partir de sus esfuerzos cotidianos en el marco de una muy difí­cil tarea y misión”.
“La aduana acaba de cumplir 431 años, por lo que es la institución más antigua del paí­s. Precedió incluso a la Argentina y persiste. Cuando algo se proyecta de esa forma es porque es demasiado importante para la Nación a partir de que encarna sencillamente la soberaní­a económica. El trabajo anual de los empleados -feriados, sábados, domingos, horas suplementarias, en las fronteras, rincones y lugares remotos y difí­ciles- merece respeto”, afirmó.
Sueiro reclamó que las autoridades de la AFIP y de la Aduana se avengan al tan proclamado diálogo, que no puede ser “unilateral”. (Télam).