kici Actividades y Eventos

POR LA INTERNA CON ECHEGARAY, KICILLOF LE BAJO EL PULGAR A LA PARITARIA DE LA AFIP.


Buenos Aires, 26 de Junio de 2015.

A las 11 de hoy se iba a firmar un aumento de 27,4%, en línea con el techo salarial. Sin embargo, una sorpresiva negativa del ministerio de Economía tiró para atrás el acuerdo. 

La interna entre Ricardo Echegaray, Administrador Federal de la AFIP, y el Ministro de Economía Axel Kicillof abre otro capítulo. Cuando estaba toda la mesa servida para firmar la paritaria 2015, tras cinco meses de negociaciones y en línea con el tope salarial que quiere la Casa Rosada, el titular del Palacio de Hacienda dijo que no.

Según confirmaron a TN.com.ar fuentes de los gremios que representan a los empleados del fisco (el SUPARA de los trabajadores de la Aduana y la AEFIP de los de la ex DGI), la orden de echar por tierra lo que ayer a la noche era un acuerdo de palabra provino de Kicillof.

De hecho, el SUPARA bajo con el explícito título “Se pudrió todo” explica en un comunicado su desagradable sorpresa. Un vocero del mismo le agregó a este medio que el mismo Echegaray, en el brindis del día del trabajador aduanero, el 6 de junio, en su mensaje dijo que “estaba todo encaminado” para el arreglo salarial para este año. ”Borran con el codo lo que anuncian públicamente”, agregó el comunicado.

Lo que aún llama más la atención es que los dos gremios de la AFIP se encolumnaron con el 27,4% que el principal gremio de los empleados estatales, el UPCN, firmó ante la presidenta Cristina Kirchner hace poco más de un mes.

No había adicionales, ni viáticos, presentismo que subiera el incremento más del 30 por ciento y para comodidad del Estado (el empleador que paga la suba salarial) podía cubrir la paritaria en dos pagos. Ante el rechazo repentino, el SUPARA y AEFIP pidieron urgentes reuniones con el ministerio de Trabajo y el de Economía para pedir una explicación. Se declararon en alerta y movilización y convocaron a un plenario para el 1 de julio para definir los pasos a seguir.

De esta manera, la interna Echegaray-Kicillof muestra otro punto de conflicto. El último enfrentamiento había sido por la modificación en el mínimo no imponible de Ganancias. El titular de la AFIP le presentó a la Presidenta su propuesta y Kicillof la propia, más compleja, que fue la terminó prevaleciendo.

El anuncio del cambio en el impuesto, Echegaray no pudo ocultar su disgusto y la AFIP se tomó varios días para publicar la reglamentación de un cambio complejo de materializar en una norma.

La AFIP es el único organismo público vinculado a la economía sobre el que Kicillof no tiene influencia ni tampoco logró colocar un funcionario de su riñón como sí lo hizo en las áreas de energía o el ministerio de Relaciones Exteriores y hasta la petrolera YPF. Echegaray logró abroquelarse en un ente muy poderoso ya que es el encargado de recaudar fondos para el gobierno. Es administrador general desde 2008, previo paso como titular de Aduana bajo la gestión de Néstor Kirchner.

Según publica el diario El Cronista hoy en su tapa, la intención de Echegaray luego de diciembre es presidir la AFA a pesar de que tiene mandato hasta fin de 2016. Sólo un triunfo de Daniel Scioli y un pedido para que continúe en el cargo le haría cambiar de intención, según informa el medio especializado.